top of page

El tinte del cabello: mitos y verdades

  • El tinte o pintura del cabello de manera permanente requiere del uso de amoniaco y agua oxigenada para que puedan penetrar los pigmentos artificiales hasta el centro del pelo. Esto supone que los agentes pueden causar irritación y alergias en los usuarios. Es importante probar en una pequeña zona previamente por si se produce una reacción.

  • El amoniaco de los tintes de cabello se ha asociado con el cáncer. La evidencia actual muestra que el efecto carcinogénico es muy bajo, aunque con una prolongada exposición, como los esteticistas, puede que aumente un poco más, pero no lo suficiente para considerarse un gran problema.

  • El amoniaco en las tinturas de pelo ha generado preocupación por el posible efecto que tendría en el bebé en crecimiento si es usado mujeres embarazadas. La evidencia actual es muy escasa en relación a sus efectos, sin embargo los profesionales de la salud indican no utilizar productos con este químico y preferir tinturas provisorias que en dos o tres lavados se retiran.

La tinción del cabello es una de las prácticas dentro del segmento de ‘tratamientos de belleza’ más populares, donde 9 de cada 10 personas de los Estados Unidos en 2020 había cambiado el color de su pelo en el último año. Las tinturas, al ser posible utilizarlas desde el hogar, han permitido que sea un producto de uso común. Sin embargo, los químicos que permiten cambiar el color del cabello de manera permanente generan muchos cuestionamientos sobre los efectos en la salud, especialmente en embarazadas y personas alérgicas. Es por ello por lo que en este artículo hablaremos de la tinción del cabello, sus pros y contras, así como esclarecer si realmente tiene riesgos para la salud.


Teñir el pelo

El pelo es una estructura formada por una red de proteínas llamadas queratina, las mismas que forman a las uñas. Y es por eso que en el albinismo, donde los pigmentos naturales llamados melaninas no están presentes, el cabello queda con el característico tono amarillo transparente.


Las tinturas de cabello, como producto, consisten de una mezcla compleja de substancias químicas que permitirán realizar dos procesos:

  • Abrir las capas del cabello para que las melaninas que están en el centro queden expuestas. Esto se hace con amoniaco principalmente junto al peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) que funciona como un ‘blanqueador’ de los pigmentos.

  • Penetración de los pigmentos artificiales en las estructuras donde estaban las melaninas. Lo que permite que el nuevo color sea permanente.

Mitos y verdades

Estos mismos productos, al necesitar ser intrusivos con la biología del cabello levantan preocupaciones sobre la toxicidad que puedan tener en nuestro cuerpo. Si bien las preocupaciones pueden ser correctas, es necesario revisar los matices:

  • El agua oxigenada es un destructor celular que es producido de manera natural dentro de estas como un desecho. Pero, externamente, por un tiempo extendido y a altas concentraciones puede traer quemaduras en el cuero cabelludo. Por lo que es clave seguir las instrucciones del producto y tratarse con profesionales experimentados.

  • Otros componentes, especialmente el amoniaco, se han asociado como potencial carcinógeno pudiendo producir cáncer de vejiga y mama principalmente. De todos modos, por la cantidad y tiempo que se utiliza en un tratamiento de tintura, el riesgo es muy bajo. Un poco mayor es para las personas que están todo el día en contacto como son los esteticistas, para los que según la OMS si puede tener un riesgo “probablemente carcinogénico en humanos”.

  • Las reacciones alérgicas son relativamente comunes. Pueden presentarse como “una leve irritación de la piel, los ojos y las mucosas nasales hasta inflamación severa con incluso shock anafiláctico”, apunta el Dr. John McFadden, Dermatólogo del Instituto Saint John de Londres. Para minimizar esto, es importante discutir con un profesional de la salud en relación y además probar con una pequeña dosis de tintura en una zona del cuerpo y esperar por 48 horas a ver si sucede una reacción.

  • En mujeres embarazadas la preocupación se centra principalmente en que los químicos sean absorbidos en el cuero cabelludo y llevados por el torrente sanguíneo hasta el feto en desarrollo. Aunque es limitada la evidencia de que eso sea cierto, los profesionales de la salud prefieren que sea evitado completamente y se opten por alternativas más seguras.


Opciones seguras pero poco ‘permanentes’

Como todo en el marketing, ante la preocupación de las personas sobre la toxicidad de los productos y el efecto que pueden tener estos en el medio ambiente, han aparecido nuevos productos que se presentan como ‘libres de químicos’. Sin embargo, estos pueden tener componentes naturales que se consideran alergénicos e irritantes para algunas personas.


Por otro lado, desde hace milenios han existido tintes que solo recubren de color la parte externa del pelo. Permitiendo así que, con dos o tres lavados, se vuelva otra vez al tono natural. Ideal para aquellos que quieran ‘probar primero cómo se ven’ y en personas con mayor susceptibilidad, al no tener amoniaco ni agua oxigenada.


Actualmente se ha perfeccionado el uso de aceites que logran penetrar hasta depositar en el centro del pelo los pigmentos, siendo una opción interesante para aquellos que buscan un tono permanente y sin los químicos mencionados arriba.


En conclusión, es importante conocer las preocupaciones sobre las tinturas de cabello, especialmente aquellas con amoniaco y agua oxigenada. Con el cuidado correcto, que es seguir las instrucciones, visitar a profesionales con experiencia y probar el producto en una pequeña área de la piel, el proceso de teñido debería transcurrir sin muchas complicaciones.


Por Carlos Diego Ibáñez© 2024 Hispanic Information and Telecommunications Network, Inc (HITN). All rights reserved.Imagen: ©Shutterstock / hedgehog94

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page