top of page

Vaginosis bacteriana: Hoja informativa básica de los CDC

Actualizado: 5 feb

La vaginosis bacteriana es una afección vaginal común y tratable. La vaginosis bacteriana puede aumentar su probabilidad de contraer una enfermedad de transmisión sexual (ETS). Esta hoja informativa contesta preguntas generales sobre la vaginosis bacteriana.


¿Qué es la vaginosis bacteriana (VB)?

La vaginosis bacteriana (VB) es una afección que ocurre cuando hay ciertas bacterias en exceso en la vagina. Esto cambia el equilibrio normal de las bacterias en la vagina.


¿Qué tan común es la vaginosis bacteriana?

La vaginosis bacteriana es la afección vaginal más común en las mujeres de 15 a 44 años.


¿Cómo se propaga la vaginosis bacteriana?

Los investigadores no conocen la causa de la vaginosis bacteriana. Sin embargo, sabemos que la afección se presenta con mayor frecuencia en personas sexualmente activas. La vaginosis bacteriana es el resultado de un desequilibrio de bacterias “buenas” y “dañinas” en la vagina. Las duchas vaginales, no usar condones y tener múltiples o nuevas parejas sexuales pueden alterar el equilibrio normal de las bacterias vaginales, lo que aumenta el riesgo de contraer vaginosis bacteriana.


Sin embargo, no sabemos cómo el sexo causa la vaginosis bacteriana. Tampoco hay investigaciones que demuestren que el tratamiento de una pareja sexual afecte el que alguien contraiga vaginosis bacteriana. Tener vaginosis bacteriana puede aumentar la probabilidad de contraer otras enfermedades de transmisión sexual (ETS).


Es raro que la vaginosis bacteriana afecte a las mujeres que nunca hayan tenido sexo.

Las personas no pueden contraer vaginosis bacteriana por el contacto con los asientos del inodoro, la ropa de cama o las piscinas.


¿Cómo puedo evitar contraer vaginosis bacteriana?

Los proveedores de atención médica y los científicos no entienden completamente cómo se propaga la vaginosis bacteriana ni saben cuál es la mejor manera de prevenirla.

Las siguientes medidas básicas de prevención podrían ayudar a reducir su riesgo de contraer vaginosis bacteriana:

  • no tener sexo;

  • limitar la cantidad de parejas sexuales;

  • no usar duchas vaginales; y

  • usar condones de la manera correcta cada vez que tenga sexo.

Estoy en estado de embarazo. ¿Cómo afecta la vaginosis bacteriana a mi bebé?

Es muy importante tratar la vaginosis bacteriana durante el embarazo. Si está en estado de embarazo y tiene vaginosis bacteriana, es más probable que su bebé nazca antes de tiempo (prematuro) o con peso bajo al nacer. Un peso bajo al nacer significa dar a luz a un bebé que pese menos de 5.5 libras cuando nace.


¿Cómo puedo saber si tengo vaginosis bacteriana?

Muchas personas con vaginosis bacteriana no presentan síntomas. Pero si usted tiene síntomas, puede que note:

  • una secreción vaginal blanca o gris y poco espesa;

  • dolor, picazón o ardor en la vagina;

  • un fuerte olor a pescado, especialmente después de haber tenido sexo;

  • ardor al orinar; o

  • picazón alrededor de la parte exterior de la vagina.

¿Cómo sabrá mi proveedor de atención médica si tengo vaginosis bacteriana?

El proveedor de atención médica examinará la vagina a fin de detectar signos de secreciones vaginales. También puede analizar una muestra de flujo vaginal para determinar si presenta vaginosis bacteriana.


¿Existe una cura para la vaginosis bacteriana?

El proveedor de atención médica puede tratar la vaginosis bacteriana con antibióticos. Si tiene síntomas, un proveedor de atención médica debe hacerle un chequeo y darle tratamiento. Es importante que tome todos los medicamentos que le recete su proveedor, aun si sus síntomas desaparecen. El tratamiento también puede reducir el riesgo de contraer otras ETS. La vaginosis bacteriana puede volver a presentarse incluso después del tratamiento.


Las parejas sexuales masculinas de mujeres con vaginosis bacteriana no necesitan tratamiento. Sin embargo, la vaginosis bacteriana puede propagarse entre parejas sexuales femeninas.


¿Qué pasa si no recibo tratamiento?

La vaginosis bacteriana a veces desaparece sin tratamiento. Sin embargo, el tratamiento puede ayudar a evitar mayores riesgos graves para la salud relacionados con la vaginosis bacteriana, por ejemplo:

  • contraer o transmitir el VIH;

  • dar a luz antes de tiempo si tiene vaginosis bacteriana durante el embarazo; y

  • contraer otras ETS como la infección por clamidia y la gonorrea. Las bacterias que causan estas enfermedades pueden provocar la enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), lo cual puede hacer que le sea más difícil tener hijos.


Descargo de responsabilidad: este sitio está destinado al público en general. Cualquier contenido / información en este sitio web y su Blog, no reemplaza el consejo de médicos y / o profesionales de la salud y no debe interpretarse como consejo médico / diagnóstico / respaldo o prescripción. El uso de este sitio está sujeto a nuestros términos de uso, política de privacidad, política de publicidad. (r) LABINCO, S.A.


Fuentes

Workowski, KA, Bachmann, LH, Chang, PA, et. al. Sexually Transmitted Infections Treatment Guidelines, 2021. MMWR Recomm Rep 2021; 70(No. 4): 1-187.

Hillier S and Holmes K. Bacterial vaginosis. En K. Holmes, P. Sparling, P. Mardh et al (eds). Sexually Transmitted Diseases, 3rd Edition. New York: McGraw-Hill, 1999, 563-586.




137 visualizaciones0 comentarios
bottom of page