top of page

Agotamiento o desgaste laboral: qué es y qué hacer al respecto.

Aunque no es un diagnóstico médico, el agotamiento o desgaste laboral (conocido como “burnout” en inglés) es un tipo de estrés relacionado con el trabajo. Pero también puede tener causas no asociadas con el trabajo. Aquí te explico los síntomas, las posibles causas y cómo se puede manejar.

La sensación de agotamiento o desgaste que hace que te sientas exhausto física o emocionalmente, frecuentemente se asocia con el trabajo. Pero puede deberse a cualquier cosa que te haga sentir estrés o cansancio (como la crianza de los niños, las relaciones románticas, etc.).

Signos y síntomas del agotamiento o desgaste laboral Aunque los expertos no tienen una definición exacta, han identificado tres síntomas principales para esta sensación de estrés crónico:

  • Cansancio extremo: Puede ser físico o mental. Sientes que te tienes que empujar para empezar tu día. Te falta energía para hacer cosas que disfrutabas antes, especialmente si tu examen físico está dentro de límites normales.

  • Aislamiento o separación: Podrías retirarte del trabajo o de las actividades que disfrutabas, tanto física como emocionalmente.

  • Rendimiento reducido: Ya sea dentro o fuera del trabajo. El agotamiento puede hacer que no te puedas concentrar en tus tareas y/o que sientas que no vale la pena hacerlo.

Otros síntomas y/o signos incluyen:

  • Sentirte insatisfecho o desinteresado con tu trabajo: Si es sólo un día no hay problema, es cuando sucede de forma crónica. O si te sientes desilusionado de tu trabajo o tus logros no te ilusionan.

  • Cambios en tus hábitos para dormir o para comer: Si estás padeciendo de insomnio, si estás durmiendo más que antes o no descansas como antes. Si estás comiendo más o menos que antes, o estás comiendo más comida chatarra.

  • Dolor de cabeza, indigestión, dolor de estómago: Si desarrollas dolores de cabeza o síntomas gastrointestinales por estrés que no solías tener, u otros síntomas físicos por estrés.

  • Uso del alcohol o de drogas para sentirte mejor o para no sentir.

  • Cambios en tu estado de ánimo: Podrían parecerse a otros problemas como la depresión, pero la diferencia es que la depresión es una condición médica que se puede diagnosticar. Cuando se trata del agotamiento o desgaste por el trabajo, en el momento en que te alejas de lo que lo causa, desaparece. Por ejemplo, si te vas de viaje de vacaciones, los cambios en el estado de ánimo y el agotamiento o desgaste desaparecen. Si se tratara de depresión, los síntomas persistirían.

Algunos de estos síntomas podrían ser causados por depresión o con algunos otros problemas de salud. Si persisten es importante que consultes a un médico, no los ignores.

¿Qué puedes hacer si tienes agotamiento o desgate laboral? El primer paso es reconocerlo. De acuerdo con la Dra. Cristina Maslach de la University of California, Berkeley y una de las expertas principales en el campo de agotamiento, los problemas laborales se pueden resumir en seis cosas:

  1. Carga de trabajo: Estás sobrecargado con una lista interminable de tareas pendientes, y nunca puedes ponerte al día.

  2. Control: O, mejor dicho, la falta de control. Sientes que no tienes prerrogativa para establecer o influir en los deberes, los procesos o los plazos.

  3. Recompensas: Sientes que estás siendo explotado. Hay poca recompensa por tu trabajo, ya sea en términos de finanzas, prestigio o comentarios positivos.

  4. Justicia: Tu ambiente de trabajo es hostil o injusto.

  5. Comunidad: Hay una falta de apoyo y camaradería entre tus colegas.

  6. Valores: trabajas en contra de tus valores.

En base a eso, ¿qué puedes hacer?

  • Evalúa tus opciones. Ve qué puedes cambiar. Qué tiene soluciones. Cuáles son tus metas. Qué puedes hacer ahora y qué puede esperar.

  • Busca ayuda. Ya sea con las personas que trabajas, con tus familiares y/o amigos.

  • Haz ejercicio. Además de ayudarte a disminuir el estrés, si eliges algo que te agrade, también te distraerá y te dará energía.

  • Encuentra una actividad que te ayude a relajarte. Ya sea meditación, yoga, Tai chí, etc.

  • Procura dormir lo suficiente. Es importante para mantenerte saludable.

  • Procura establecer límites entre tu trabajo y tu vida privada. Con la tecnología disponible es difícil hacerlo, pero es importante procurar mantener un equilibrio para mantener la salud física y mental.

  • Practica atención plena (mindfulness en inglés). Consiste en procurar estar emocionalmente presente utilizando la respiración. Al concentrarnos en inhalar y exhalar nos estamos enfocando en ese momento. Se puede hacer en cualquier lugar, no se requiere ningún equipo y el resultado puede ser muy bueno.

Es importante prestarle atención al agotamiento o desgaste laboral porque el no hacerlo puede tener consecuencias para tu salud. Entre otras, puede llevar a desarrollar enfermedad cardiovascular, hipertensión, diabetes tipo 2, estrés excesivo, insomnio, uso excesivo del alcohol y/o drogas y vulnerabilidad a otras enfermedades.

Recuerda, si es necesario, busca ayuda profesional. El cuidarte a ti mismo no significa que eres débil o egoísta. No puedes rendir en tu trabajo y/o cuidar a otra persona si no estás bien física o emocionalmente. Tienes que recargar tus baterías y solucionar tu agotamiento o desgaste para que puedas ser el trabajador, la profesional, la pareja, el padre, la madre, el hijo, la hija, el amigo, la amiga, etc. que deseas ser.

 

Copyright © 2022 Vida y Salud Media Group.

Descargo de responsabilidad: este sitio está destinado al público en general. Cualquier contenido / información en este sitio web y su Blog, no reemplaza el consejo de médicos y / o profesionales de la salud y no debe interpretarse como consejo médico / diagnóstico / respaldo o prescripción. El uso de este sitio está sujeto a nuestros términos de uso, política de privacidad, política de publicidad. (r) LABINCO, S.A.

96 visualizaciones0 comentarios

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page