top of page

¿Se te inflaman las piernas? Te contamos las causas

Actualizado: 5 feb

Aunque es común que se inflamen las piernas, siendo el motivo principal la acumulación de líquido o edema, es importante tomar en consideración las causas que pueden estar detrás de esto. Es importante estar atento a que la inflamación no aumente en el tiempo, o que se produzca sin causa aparente.


  • Causas benignas, que deben considerarse como normales, son la acumulación de líquidos por factores como estar parado o sentado por mucho tiempo, así como por algún cambio corporal como embarazo, ciclo menstrual o la toma de algún medicamento. Estos deberían aliviarse con movimientos, hidratación y descanso.

  • Si se produce inflamación de las piernas que no se van con movimientos y descanso, e incluso se va empeorando con el tiempo debes tener cuidado que quizá puede ser signo de una enfermedad. Problemas de circulación, linfedema o de algún órgano pueden generar inflamación de las piernas y es clave que visites a tu médico cuanto antes.



Quizá a muchos nos pasa que luego de caminar bastante, o de estar en una fiesta bailando, llagamos a casa y sentimos que las piernas están un tanto hinchadas.


Pero con un poco de descanso y subiendo las piernas se nos pasa. Pero ¿qué está sucediendo? En este artículo exploraremos las razones positivas y negativas que pueden estar detrás de la inflamación, para que puedas observar si quizá debes visitar a un profesional de la salud.


¿Es normal?

Como te contamos en un artículo anterior, la hinchazón de las piernas se produce por dos causas:

  • Edema: Se le llama a la acumulación en los tejidos, en este caso de las piernas, de líquido por diversas causas procedente de la sangre y la linfa generando un aumento del volumen de la pierna. Puedes reconocerlo porque si hundes la piel, esta tarda en volver a su posición.

  • Inflamación celular o inmune: Ocurre cuando los tejidos de las piernas se inflaman generando la hinchazón. Las causas pueden ser un daño en los músculos o tendones (ocurre, por ejemplo, al hacer ejercicio), además de algunas enfermedades como la artritis. En este artículo solo nos centraremos en el edema.

No hay que preocuparse

La inflamación en una pierna [unilateral] generalmente es por causa local, mientras que en ambas [bilateral] es por alguna situación corporal general o de algún sistema”, indica el Dr. Antonios Gasparis de la división de cirugía vascular en la unidad de medicina de la Universidad de Stony Brook en Nueva York. Pero siempre es mejor, conocer las causas que lo producen. Aunque “siempre es importante que un profesional de la salud determine si es benigno o no la causa del edema”, apunta el experto. Algunas que son comunes que ocurran de manera puntual y se vayan rápidamente son:


  • Estar mucho tiempo sin moverse: El estar en la misma posición, bien sea parado o sentado (al trabajar o haciendo viajes largos), hará que se acumule en las piernas mucho líquido. Esto principalmente porque las venas y vasos linfáticos necesitan del movimiento corporal para volver a subir; si esto no sucede se generará retención de líquidos. Es importante tomar pequeños descansos activos para mover y estirar las piernas.

  • Cambios no permanentes del cuerpo: En el embarazo, durante el ciclo menstrual, en algunas enfermedades como el resfrío o al tomar algunos medicamentos es común que se produzcan edemas por razones similares a las causadas por falta de movimiento.

Causas para preocuparnos

  • Insuficiencias sanguíneas: Si por ninguna razón aparente se hinchan las piernas, es posible que se deba a que la sangre está teniendo dificultades para volver al corazón. Es decir se tiene ‘mala circulación’. La sensación de pesadez e hinchazón se acrecienta si se está mucho tiempo en la misma posición.

  • Linfedema: Esta enfermedad se produce por problemas de movilidad de la linfa. En esta enfermedad, que suele ocurrir luego de una operación oncológica, la inflamación no se va, más bien aumenta en el tiempo.

  • Trombosis: Aunque siempre lo asociamos con el cerebro, los trombos (coágulos en las venas o arterias) tienden a formarse primero en la pierna y luego moverse. En algunos casos puede que se queden en las piernas reduciendo al mínimo el flujo sanguíneo, o como en el caso del Dr. House (de la televisión) puede generar un infarto en la pierna.

  • Signo de una enfermedad: Si el corazón está fallando, le costará movilizar la sangre. Esto hará que esté más tiempo en las piernas dando oportunidad para que se acumule líquido. En el caso del hígado puede que se produzcan más desechos de lo normal en la sangre, haciendo que se acumulen en las piernas. Similarmente, si el riñón no libera el agua correctamente, este puede quedar en las piernas

Aunque algunas causas de hinchazón pueden ser benignas y fácilmente manejadas en casa, una inflamación persistente o severa es motivo de preocupación. Es crucial reconocer los cambios del cuerpo para entender si pueden ser signos de algún problema médico que requiere de una visita al profesional de la salud. Si experimentas una hinchazón repentina, sin causa y que comienza a empeorar, es importante que un médico determine su causa.


Descargo de responsabilidad: este sitio está destinado al público en general. Cualquier contenido / información en este sitio web y su Blog, no reemplaza el consejo de médicos y / o profesionales de la salud y no debe interpretarse como consejo médico / diagnóstico / respaldo o prescripción. El uso de este sitio está sujeto a nuestros términos de uso, política de privacidad, política de publicidad. (r) LABINCO, S.A.

Por Carlos Diego Ibáñez© 2023 Hispanic Information and Telecommunications Network, Inc (HITN). All rights reserved.Imagen: ©Shutterstock / Rabbitti

37 visualizaciones0 comentarios
bottom of page