top of page

¿Qué es la viruela del simio?

Recientemente se han confirmado o sospechado o sospechado casi 200 casos de viruela del simio (monkey pox) en más de 20 países fuera de África. Esta es una enfermedad viral rara que se detecta muy pocas veces en países no africanos. Los científicos están tratando de entender a qué se debe esto. Aprende cómo se transmite, cuáles son sus síntomas, cómo se diagnostica, cómo se trata y cómo se previene.

La viruela del simio, conocida también como viruela símica, se llamó así porque se detectó por primera vez en monos de laboratorio en 1958. Se cree que el virus se transmite a las personas de los animales salvajes como los roedores (ratas, ratones, conejos), o de las personas infectadas. En un año promedio, ocurren unos pocos miles de casos en África, típicamente en el occidente y el centro del continente. Pero los casos fuera de África se han limitado a unos pocos asociados con viajes a África o con la importación de animales infectados. Sin embargo, la cantidad de casos detectados fuera de África en la última semana (en Estados Unidos, en Europa, Singapur, etc.), que probablemente aumentará, ya ha superado la cantidad detectada fuera del continente desde 1970, cuando se identificó por primera vez que el virus causaba enfermedades en los humanos. Esta rápida propagación es lo que tiene a los científicos en alerta.

Por otro lado, a diferencia del microorganismo que causa el coronavirus (el SARS-CoV2), la viruela del simio no se transmite tan fácilmente de persona a persona (no es tan contagiosa) y, como está relacionada con el virus de la viruela, contamos con vacunas para limitar su diseminación.

¿Cómo se transmite la viruela del simio? De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la transmisión puede ocurrir:

  • De animal a humano (zoonótica). Puede ocurrir por contacto directo con la sangre, los líquidos corporales o las lesiones cutáneas o mucosas de los animales infectados. Se piensa que los roedores son los más probables. Otro factor de riesgo es comer carne mal cocida y otros productos animales de animales infectados.

  • De persona a persona. Puede resultar del contacto cercano con secreciones respiratorias y/o lesiones en la piel de una persona infectada, o de objetos recientemente contaminados. La transmisión a través de gotitas de partículas respiratorias generalmente requiere un contacto frente a frente prolongado, lo que pone en mayor riesgo a los trabajadores de la salud, los miembros del hogar y otros contactos cercanos de personas con la infección activa.

  • A través de la placenta de la madre al feto (lo que puede llevar a la viruela símica congénita) o durante el contacto cercano durante y después del nacimiento.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU. (CDC) también incluyen el contacto directo con líquidos corporales o material de lesión, y contacto indirecto con material de lesión, como a través de la ropa o la ropa de cama contaminada. Así que es importante tomar precauciones.

De acuerdo con la OMS, no está claro en este momento si la viruela del simio se puede transmitir específicamente a través de rutas de transmisión sexual, pero se cree que se debe al contacto físico cercano de la piel de una persona con la piel de otra persona.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la viruela del simio? Los síntomas aparecen, en promedio, 6 a 13 días después de la exposición, pero puede tomar 3 semanas. Son muy parecidos a los de la viruela y pueden incluir síntomas parecidos a los de la gripe, influenza o flu, como:

  • escalofríos

  • fiebre

  • dolor de cabeza

  • dolores musculares

  • dolor de espalda

  • cansancio

  • inflamación de los ganglios linfáticos

Después de uno a tres días se desarrolla una erupción en la piel que generalmente se inicia en la cara y se disemina a otras partes del cuerpo (incluyendo las palmas de las manos y las plantas de los pies). La erupción pasa por varias fases. Primero, se ve como unos parches rojizos planos, que se elevan ligeramente y se vuelven ampollas que se llenan de pus y, después de varios días forman una costra que se cae.

La enfermedad típicamente dura entre 2 y 4 semanas. Cuando se forman las costras, deja de ser contagiosa, pero puede ser contagiosa en los primeros días cuando los síntomas no son específicos. Las personas con sistemas inmunitarios suprimidos pueden desarrollar casos más severos. Mientras la viruela del simio llega a causar la muerte en una de cada 10 personas que la contrae en África, su tasa de mortalidad es menos del 1% en la versión del virus que se ha visto fuera de África.

¿Cómo se diagnostica la viruela del simio? Típicamente cuando alguien se presenta con una de las enfermedades con erupción, como la viruela del simio es tan rara, el médico tiende a pensar en sarampión o varicela (viruela loca) que son más comunes. Lo que las diferencia es la inflamación de los ganglios linfáticos. El diagnóstico se confirma tomando una muestra del líquido de las ampollas o de la pus de las vesículas y enviándola para que se realice un estudio de reacción en cadena de polimerasa (PCR, por sus siglas en español) específico a ciertos laboratorios que lo realizan.

Otra forma de diagnosticarlo es con un examen de sangre que puede determinar si el sistema inmunológico está formando anticuerpos contra la viruela del simio o con un pedazo de tejido bajo el microscopio.

¿Cómo se previene la viruela del simio? Los CDC recomiendan que:

  • Evites el contacto con los animales que puedan albergar el virus (incluyendo a los animales que estén enfermos o que hayan sido encontrados muertos en áreas donde ocurre la viruela del simio).

  • Evites el contacto con cualquier material, como la ropa de cama, que haya estado en contacto con un animal enfermo.

  • Aísles a los pacientes infectados de otros que podrían estar en riesgo de infección.

  • Practiques una buena higiene de manos después del contacto con animales o humanos infectados. Por ejemplo, lávate las manos con agua y jabón o usa un desinfectante para manos a base de alcohol.

  • Uses equipo de protección personal (EPP) cuando atiendas a los pacientes.

De acuerdo con la OMS, algunos países están desarrollando políticas para ofrecer vacunas a las personas que pueden estar en riesgo, como personal de laboratorio, equipos de respuesta rápida y trabajadores de la salud.

¿Cómo se trata la viruela del simio? Actualmente no hay un tratamiento comprobado para curar esta condición. Se tratan los síntomas que desarrolla la persona y cualquier complicación (como infecciones por bacterias, si se desarrollan).

Se están utilizando antivirales como el Tecovirimat (ST-246); el Cidofovir y el Brincidofovir (CMX001) bajo ensayos clínicos, ya que los datos acerca de su efectividad aún no están disponibles. También se están haciendo estudios con la Inmunoglobulina vacunal (VIG, por sus siglas en inglés) para ver si ayudaría como profiláctico (o preventivo) en las personas con inmunosupresión severa que hayan estado expuestas a alguien con viruela del simio.

¿Existe una vacuna contra la viruela del simio? De acuerdo con los CDC, la vacuna, JYNNEOSTM (también conocida como Imvamune o Imvanex), ha sido autorizada en los Estados Unidos para prevenir la viruela del simio y la viruela. Debido a que el virus de la viruela del simio está estrechamente relacionado con el virus que causa la viruela, la vacuna contra la viruela también puede proteger a las personas contra la viruela del simio. Unos estudios realizados en África previamente sugieren que la vacuna contra la viruela es al menos un 85% efectiva para prevenir la viruela del simio. La eficacia de JYNNEOSTM contra la viruela del simio se concluyó a partir de un estudio clínico sobre la inmunogenicidad de JYNNEOS y datos de la eficacia de estudios en animales. Los expertos también creen que la vacunación después de una exposición a la viruela del simio puede ayudar a prevenir la enfermedad o a hacerla menos grave.

Actualmente las vacunas están disponibles para las personas en riesgo de exposición ocupacional. Se recomienda que se pongan la vacuna en los cuatro días de la exposición, pero podrían derivar beneficios hasta 14 días después. Es importante recalcar que en este momento el número de personas con esta infección es muy bajo. Los expertos están investigando el brote y los países se están preparando en caso de que se necesiten inmunizaciones.

De acuerdo con Anne Rimoin, una epidemióloga de la University of California at Los Angeles (UCLA), que ha estudiado a la viruela del simio por dos décadas, la erradicación de la viruela negra (smallpox) en 1980 ha ayudado a los demás poxviruses (la familia a la que pertenece la viruela del simio) a evadir las protecciones, que han ido disminuyendo. De acuerdo con los expertos, el comercio y los viajes globales les han permitido a los poxvirus a propagarse más lejos. Además, el cambio climático y otros cambios ambientales han llevado a más interacciones entre los humanos y los animales.

Otros expertos realizaron una revisión sistemática para obtener datos sobre la epidemiología de la viruela del mono durante los últimos 50 años y encontraron que los casos han ido en aumento desde que se suspendió la vacunación rutinaria contra la viruela (smallpox), cuando se consideró que la viruela estaba erradicada. Reportaron sus hallazgos en la revista PLOS Neglected Tropical Diseases.

Agam Rao, un oficial médico de los CDC, piensa que el riesgo a la población general es extremadamente bajo, pero que es necesario determinar por qué está sucediendo esto antes de empezar a proponer soluciones, como vacunas. Además, los expertos piensan que los virus de ADN como la viruela del simio generalmente son muy estables y evolucionan muy lentamente en comparación con los virus de ARN (al que pertenece el coronavirus). Si desarrollas una erupción en la piel o tienes dudas acerca de la viruela del simio, los CDC recomiendan que consultes a un médico.

ida y Salud Media Group. Imagen: ©Shutterstock / Irina Starikova3432

303 visualizaciones0 comentarios
bottom of page