top of page

Asocian pruebas anormales de función hepática con la infección severa por el SARS-Cov-2

La COVID-19 afecta predominantemente el tracto pulmonar, causando principalmente síntomas respiratorios, sin embargo, se ha descrito la participación de otros órganos, incluyendo miocarditis, daño renal agudo, anomalías neurológicas y daño hepático agudo.


Imagen: Las anomalías en las pruebas de función hepática en el momento de la admisión al hospital están asociadas con un curso severo de la infección por SARS-CoV-2 (Fotografía cortesía de Life Line Screening).

Imagen: Las anomalías en las pruebas de función hepática en el momento de la admisión al hospital están asociadas con un curso severo de la infección por SARS-CoV-2 (Fotografía cortesía de Life Line Screening).



Durante la infección por SARS-CoV-2, se produce una lesión hepática en una proporción importante de pacientes. Hasta el momento, se ha descrito principalmente la elevación de las aminotransferasas, mientras que las anomalías de los parámetros colestáticos, es decir, la gamma-glutamiltransferasa y la fosfatasa alcalina se notificaron con menos frecuencia. Los niveles máximos de las pruebas de función hepática (PFH) se correlacionan con la gravedad y/o el resultado en pacientes con COVID-19.


Científicos médicos del Hospital Universitario de Múnich (Múnich, Alemania), analizaron las pruebas de función hepática en una cohorte de 217 pacientes (edad media, 63 años) con infección por SARS-CoV-2 y sin enfermedad hepática preexistente. Se realizaron pruebas de laboratorio que incluían enzimas hepáticas al ingreso y repetidas veces hasta el alta. Los valores al ingreso, así como los valores mínimos y máximos respectivos, se obtuvieron mediante herramientas automatizadas de extracción de datos. El análisis de las PFH incluyó la aspartato aminotransferasa (AST), la alanina aminotransferasa (ALT), la fosfatasa alcalina (ALP), la gamma-glutamiltransferasa (GGT), la bilirrubina total (TBIL) y la albúmina. Los análisis adicionales incluyeron proteína C reactiva (PCR) e interleuquina 6 (IL-6). En caso de que el paciente hubiera sido transferido desde otro hospital, los valores de laboratorio del ingreso inicial se extrajeron de los archivos de los pacientes.


Los investigadores informaron que las PFH anormales al ingreso hospitalario estaban presente en 125 (58%) pacientes, con una elevación predominante de la AST; 42%, GGT, 37% y de la ALT; 27%, mientras que se observó hipoalbuminemia en 33% de los pacientes. De los 217 pacientes, el 36% requirió tratamiento en la unidad de cuidados intensivos (UCI) y el 32% recibió ventilación mecánica, con una tasa de letalidad total del 14,7%, en su mayoría relacionada con COVID-19. Los niveles elevados de AST, ALT, GGT, así como la hipoalbuminemia, también se asociaron con un mayor riesgo de ingreso en la UCI, con una relación de probabilidades (RR) de entre 2,06 y 13,95. Por otro lado, la hiperbilirrubinemia, aunque rara al ingreso, fue un factor de riesgo independiente de muerte relacionada con COVID-19 (RR, 4,80). El equipo notó que cuando la hipoalbuminemia se combinó con la elevación de cualquier anomalía de las PFH, el riesgo de ingreso en la UCI aumentó notablemente con el riesgo más alto observado para la combinación de hipoalbuminemia y AST (RR, 46,22).


Los autores concluyeron que había una correlación significativa entre la elevación de las pruebas de función hepática iniciales, incluida la GGT, así como la hipoalbuminemia, con cursos más graves de infecciones por SARS-CoV-2. Por lo tanto, la hipoalbuminemia basal cuando se combina con otros PFH anormales, en particular con la AST o la GGT anormales, debe ser considerada como una señal de alerta que indica un curso más severo de la enfermedad y podría respaldar decisiones clínicas con respecto a una monitorización más cercana y cuidados intensivos de pacientes con COVID-19. Con un punto de corte de 3,55 mg/dL, que es el límite inferior normal en su laboratorio, la albúmina podría diferenciar entre casos más y menos graves con una sensibilidad y especificidad del 80%, respectivamente. El estudio fue publicado el 29 de enero de 2021 en la revista GUT.

 

Por el equipo editorial de LabMedica en español

Actualizado el 17 Feb 2021

25 visualizaciones0 comentarios
bottom of page